2008/01/25

Piden a proveedores actuar contra el acoso psicológico escolar por Internet

Miércoles 11 de Abril de 2007

El "cyber-bullying" (intimidación cibernética) no sólo va dirigido contra los maestros, sino también los alumnos.


Cada vez hay más profesores que se ven sometidos a acciones de "mobbing" o acoso psicológico en Internet por parte de sus alumnos, hasta el punto de que ha saltado la alarma en el gobierno de Londres.

"El escarnio online tiene que terminar", aseguró el ministro de Educación, Alan Johnson, quien explicó que muchos maestros enferman a causa de ello y cambian de trabajo. Por eso, apeló a los administradores de las páginas para que no publiquen fotos o videos bochornosos de profesores o alumnos.

El "cyber-bullying" (intimidación cibernética), como han bautizado los ingleses el fenómeno, es "cruel y despiadado", según Johnson. Y no sólo va dirigido contra los maestros, sino también los alumnos.

Los videos tomados por ejemplo en el baño o en los vestuarios con las cámaras de los teléfonos móviles y mostrados luego en Internet a todo el mundo pueden causar profundos daños psíquicos a un niño, advierten los expertos.

En uno de los casos que más llamaron la atención, los alumnos de un colegio de Escocia le bajaron los pantalones a un profesor que escribía de espaldas en la pizarra y filmaron luego al desconcertado maestro.

El video, que da todos los datos sobre la escuela, fue colgado en la popular página YouTube, señala hoy el "Daily Telegraph", que lo quitó tras recibir protestas.

En otro caso, una profesora tuvo que someterse durante meses a tratamiento psicológico después de que los alumnos hicieran un fotomontaje con su rostro sobre una foto porno y la colocaran en Internet. Y más allá de las imágenes, en Internet hay numerosos casos de insultos verbales y amenazas masivas contra los profesores.

"Llamo a los administradores de estas páginas a actuar de forma enérgica contra esto y bloquear este tipo de videos estudiantiles ofensivos", dijo el ministro.

A la vez, anunció sanciones más fuertes en las escuelas contra el "cyber-bullying". Por ejemplo, a partir de ahora los profesores podrán confiscar teléfonos y cámaras digitales que se usen para este tipo de cosas.